Varios consejos para cuidarse en el Verano

Consejos para cuidarse en Verano
Consejos para cuidarse en Verano

 

1. Intenta aumentar tu actividad física diaria. Ni mucho menos hablamos de ir al gimnasio o a correr, sino de evitar estar tumbado debajo de la sombrilla, y cambiarlo por paseos por la playa, nadar en mar o piscina, jugar al vóley playa o palas con hijos o amigos, es decir mantenernos activos por la mañana y realizar actividades divertidas.

2. Como premio a nuestra actividad matutina, y dado que son las horas más peligrosas de exposición solar, después de comer podemos aprovechar perfectamente a echarnos una buena siesta. Si lo hemos hecho bien por la mañana, nos la hemos ganado.
3. Alcohol, sol y altas temperaturas no son buena combinación, pues nos deshidrataremos sin darnos cuenta y el riesgo de insolación aumenta exponencialmente. La ingesta de agua no debería ser inferior nunca a los 2,5 litros en verano, sobre todo si pasamos tiempo en la playa. Con el calor, se pierden líquidos y sales minerales, por lo que es vital hidratarse bien. Toma agua y zumos en abundancia para combatir los rigores del sol y mantener tu organismo. Presta atención a niños y ancianos, menos sensibles a las demandas de la sed.
Consejos para cuidarse en Verano
Consejos para cuidarse en Verano
4. Planifiquemos nuestras comidas entre horas, sobre todo incluyendo una media mañana y una merienda. Podemos combinar una pieza de fruta y algo de fiambre bajo en grasa por ejemplo. Evitaremos el picoteo de patatas fritas, las visitas innecesarias al “chiringuito”, y por otro lado un ahorro considerable en nuestro bolsillo. Por otro lado al ingerir alimentos saciantes entre las comidas principales, llegaremos a comida y cena con mucho menos apetito. Las dietas milagrosas que prometen un cuerpo de infarto en una semana nunca funcionan. En realidad, suelen ser contraproducentes, ya que lo perdido se recupera pronto y casi siempre vuelve acompañado de unos kilitos de más. «La fruta puede salvarnos la vida», explica Javier Aranceta*, especialista en medicina preventiva y salud pública. Sus propiedades nutritivas y antioxidantes son fundamentales para el organismo. En verano, toma fruta de temporada y el cuerpo te lo agradecerá el resto del año.
5. Si vamos a tapear o pasar tiempo en una terraza, sugerimos utilizar la cerveza o el tinto de verano como fuente de hidrato de carbono y elegir raciones de contenido proteico como ibéricos, marisco, pescado, boquerones en vinagre, sepia a la plancha, pulpo a la gallega. Es importante evitar el pan, la mayonesa y los fritos para poder disfrutar y al mismo tiempo alimentarnos correctamente.
Punta del Este
Punta del Este
6. El refrán nos lo deja muy claro, y en vacaciones es muy útil “desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo”. Podemos desayunar más de lo habitual, si estamos en un bufet incluso incluir alguna salchicha o revuelto de huevos. Si hemos hecho una media mañana, llegaremos con menos apetito a la comida. Recomendamos empezar con una buena ensalada y alguna ración de contenido proteico. Cuando lleguemos a los segundos y a los postres tendremos muy poco apetito y será más fácil tomar una cantidad moderada de alimentos más calóricos. La cena es imprescindible hacerla ligera, un gazpacho o salmorejo con huevo y jamón ibérico picado es una muy buena opción. Si pensamos en paellas, barbacoas y demás, dejemos éstas opciones para la comida y cenemos algo menos pesado. Las ensaladas son el alimento perfecto para una buena hidratación. Acompañadas de un buen aliño, ya que el aceite y la sal contribuyen a recuperar los minerales perdidos con el sudor. Gazpachos, sopas frías de hortalizas o cremas de verduras sientan mejor que las comidas ricas en grasas.
7. En cuanto a las bebidas, la cerveza suele ser la reina por excelencia en verano, las versiones light o cero alcohol suelen tener un 30-40% menos de Kcal, entre una cerveza y otra podemos incluir alguna de estas opciones, o refresco cero. No es un gran esfuerzo, pero si sumamos Kcal ahorradas en una semana nos sorprenderemos gratamente.
Fuentes:
Elmundo.es
salud.facilismo.com

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *